viernes, 11 de mayo de 2012

RESERVA DE INAGUA,GRAN CANARIA.

Amigo mío, la Naturaleza ha dado a cada hombre un estilo, como una fisonomía y un carácter. El hombre puede cultivarla, pulirla, mejorarla, pero cambiarla, no. Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras que el género humano no escucha. El hombre no puede salirse de la naturaleza ni siquiera con el pensamiento más arriba de lo que la naturaleza no puede elevarse, más abajo no puede caer. En la naturaleza no existen ni premios ni castigos. Solo existen consecuencias. No es más asombroso nacer dos veces que una sola, pues todo en la naturaleza es un permanente renacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada