viernes, 7 de octubre de 2011

LA JOYA DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA,LAS CANTERAS.







A tí que me viste nacer y crecer.
Que tantas veces me abrazaste con tus olas,
dándome toda tu esencia
con las caricias del vaivén de tus corrientes
sín dejar que me alejara de tí,
sín soltarme,
como si de un embrujo se tratara,
arrástrandome y confundiéndome con tu cuerpo.
Y al dejar mis huellas al pisar tu fina y dorada arena,
me hiptonizabas y me paralizabas
para que observara como la espuma que rompía la ola
se las llevaba contigo mar adentro.
Y me volvías a poseer de nuevo
enredándome en tus aguas cristalinas
con el tiempo desmedido
y brindándome tu paz y tu frescura.
Y así paseando por tus calles cercanas,
volvía una y otra vez para tocarte,
para gritarte mis silencios,
mis aventuras y desventuras.
Para llegarte a esa barra natural
y jugar en ella a sirena que canta al amor
de su isla amada...Gran Canaria,
sintiendo el sosiego que tú Las Canteras amada...
penetras en el espíritu de quién te roza,
te respira,
te llora y te ríe.
Me sentaba por la noche en la arena,
mirando la luna reflejada en tí,
sintiendo el cielo en mi alma...
mientras despacio me acercaba hasta la orilla
y como una necesidad imperiosa
me dejaba llevar por tus caricias
mientras la luna nos besaba
y las estrellas nos iluminaban.
Ahora, mi playa adorada, ahora...
mis labios sueñan con el sabor de tu salitre.
Mis ojos lloran derramando el llanto
en otras playa lejanas a tí,
con mi deseo de que mis lágrimas
lleguen hasta tu océano,
como la botella de mar
que navega desde muy lejano
hasta quedar en otra orilla.
¡¡¡Cuánto me gustaría que te estiraras y llegaras a mí algún dia!!!
Prendida de tu belleza sín par,
aquí me tienes hasta que de nuevo te pueda tocar,
y adentrarte...
y contigo el dia entero navegar.
Me estremece el recuerdo
de aquellas noches por el Paseo,
con olores especiales
que aún hoy huelo.
No me perdiste Las Canteras amada,
aún me ganaste más,
porque separarme de tí
hizo que te amara intensamente,
que fielmente nunca te olvidara,
con la añoranza en tu infinito horizonte
que desde aquí te visualizo
cada dia de mi vida,
esté donde esté.
Te llevo guardada en el cofre de mis tesoros...
alojado en las profundidades de mi corazón,
y te velo cada noche
que te canta nuestro arrorró
para dormirnos plácidamente abrazados...
tú y yo.
Cuando te vuelva a tocar, Las Canteras amada,
no se interpondrá entre nosotros
ninguna norma que retenga nuestra entrega,
a la hora que sea,
cuál sea la planicie de la mar,
ó el viento que la oprima,
caiga rayos, truenos y centellas,
queme el sol derretido en fuego...
nos volveremos a abrazar
y me dejaré llevar por tu oleaje,
saborearé ese salitre tuyo,
único,
tan diferente a los demás.
Me ondularé a tu ritmo
hasta sentirme purificada por tus aguas,
por tu brisa,
por tu calma.
Y te dejaré mis poemas
para que crezcan con tus olas,
y gritaré a todo lo que amo...
al cielo,
al sol
y a la luna.
Y antes de pisar tu arena fina y dorada como ninguna,
naufragaré por tu universo...
porque tú sín mí
y yo sín tí
somos el naufragio del universo.
Y derramaré en tí todos mis llantos acumulados,
y hundiré mis sueños,
te entregaré mis lamentos y mis penas
de cuánto tiempo estuve sín tí.
Y me quedaré junto a tí
para ver amanecer un nuevo dia contigo,
a tu vera,
mojada de tí,
con tu paz
y la armonía de tus olas,
dejándome mecer por ellas.
Y cuando me tenga que ir de nuevo,
te juro que te llevaré Las Canteras amada,
conmigo... tierra adentro.
Y cuando muera querré sumergirme contigo,
mezclarme en la arena de tus profundidades
para soñar eternamente
que soy sirena que canta al amor
de su isla amada...Gran Canaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada